Un flemón dental se trata de una infección bacteriana provocada por una bolsa de pus, la cual puede originarse tanto en las encías como en las muelas. Su tratamiento, si se detecta en las primeras fases de la infección, se puede solventar rápidamente, aunque si no se trata a tiempo puede generar complicaciones al paciente.

Como ocurre con la mayoría de infecciones bucales, una correcta higiene bucodental, acompañada de visitas al dentista, suele ser suficiente para evitar la aparición del flemón dental o de las caries, entre otra serie de infecciones.

A continuación vamos a profundizar un poco más en el flemón dental, cómo se produce, qué tipos existen y cómo tratarlo.

¿Qué es un flemón dental y por qué sale?

El flemón dental, como hemos expuesto anteriormente, se trata de una inflamación en la encía o en la muela que ha llegado hasta la raíz del diente, provocando molestias al paciente.

El flemón consiste en un depósito de pus en la encía o en la muela, pudiendo extenderse a las piezas adyacentes.

Por otra parte, puede originarse por multitud de factores:

  • Caries
  • Enfermedades periodontales (gingivitis o periodontitis)
  • Pulpitis
  • Fisuras en las piezas dentales

¿Qué es un flemón dental?

Síntomas del flemón dental

El flemón dental se caracteriza por una molestia intensa y constante, de forma que el paciente que lo padece es consciente de la existencia del problema. Algunos de los síntomas que lo acompañan son:

  • Deformación/hinchazón de la zona, llegando a ser perceptible
  • Dolor agudo de la muela o de la encía
  • Sensibilidad dental al ingerir alimentos o bebidas, ya sean calientes o fríos
  • Halitosis
  • Fiebre provocada por una infección bacteriana
  • Malestar general

Tipos de flemones dentales

Existen tres tipos de flemones dentales, los cuales se clasifican según la envergadura de la infección bacteriana:

Flemón gingival

Se trata de un flemón que únicamente afecta al tejido gingival, sin llegar a alcanzar las partes internas de la pieza dental.

Flemón periodontal

El flemón periodontal se produce cuando la infección afecta a los tejidos óseos de las piezas dentales. Suele ser un efecto ligado a la piorrea dental.

Flemón periapical

Se trata del peor posible. Se origina por una caries dental que no se ha tratado y ha alcanzado la pulpa dental.

Tratamiento del flemón dental

Al tratarse de una infección bacteriana, el primer paso para tratar el flemón dental es eliminarla mediante antibióticos y antiinflamatorios.

Una vez se haya controlado la infección, se procederá al drenaje del pus acumulado en la encía o en la muela, de forma que se extraiga en su totalidad.

Los siguientes pasos del tratamiento dependerán de la importancia del flemón, ya que si ha afectado en profundidad al nervio es posible que no quede más opción que la extracción de la pieza, aunque dependerá de cada caso.

Tratamiento del flemón dental

Tal y como hemos visto en este artículo, puede llegar a ser muy molesto y, según el alcance de la infección, podría provocar la pérdida de la pieza dental o entenderse a más piezas.

Desde Clínica Oris te recomendamos que acudas a cualquiera de nuestras clínicas dentales en Málaga para analizar tu caso y poner solución cuanto antes a tu flemón o a cualquier problema dental que tengas.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)