Cuando hablamos de piorrea dental realmente estamos hablando de la periodontitis, una enfermedad infecciosa que debe ser tratada por un especialista en periodoncia, en la que el paciente sufre la pérdida progresiva de los tejidos que rodean y sujetan a las piezas dentales, llegando al punto de la posible pérdida de la pieza.

Actualmente, la piorrea está muy presente en la sociedad mundial, afectando a casi el 10% de la población mundial. El origen de la enfermedad es infeccioso, aunque existen algunos componentes genéticos que pueden hacer al paciente propenso a sufrir esta enfermedad. A pesar de ello y, debido a su origen infeccioso, se le puede poner solución antes de que provoque la pérdida de la pieza.

A continuación te explicaremos qué es la piorrea, cómo aparece, qué factores favorecen su aparición, cómo tratarla y cómo prevenirla.

¡Empecemos!

¿Qué es la piorrea?

La piorrea, o periodontitis, es una enfermedad periodontal que se genera por la aparición y proliferación de la placa bacteriana sobre las encías, inflamando el tejido que rodea los dientes, provocando la destrucción progresiva del tejido y profundizando en ellos.

En los casos más graves puede provocar daños y desgaste en la estructura ósea, pudiendo provocar la caída, y pérdida, de la pieza.

Síntomas de la piorrea

El principal indicador, o síntoma de la piorrea, además de la inflamación de las encías, es la destrucción del hueso que soporta a la pieza dental.

La diferencia entre gingivitis y la piorrea (o periodontitis), es la destrucción de hueso y la posibilidad de la pérdida de la pieza dental.

Otro síntoma de la piorrea es la recesión gingival, es decir, el retroceso o pérdida de las encías, la cual acelera el proceso de pérdida de la pieza dental.

A pesar de que estos dos síntomas sean los principales, existen otra serie de síntomas que pueden indicar su presencia en el paciente:

  • Enrojecimiento de encías
  • Sangrado de encías
  • Halitosis
  • Movilidad de las piezas dentales
  • Dolor de dientes
  • Aparición de huecos entre las piezas dentales
  • Inflamación de encías
  • Sensibilidad dental ante alimentos fríos o calientes

¿Cómo aparece la piorrea?

La piorrea aparece cuando se acumulan bacterias en las piezas dentales y en las encías, infectando estos tejidos y deteriorándolos con el paso del tiempo.

Origen de la piorrea

Es decir, el origen de la piorrea se debe, en la mayoría de los casos, a una higiene dental deficiente, ya que si los pacientes realizan un buen cepillado diario, y lo complementan con el uso de hilo dental y enjuagues bucales, eliminarán la placa bacteriana que provoca esta enfermedad.

Factores que favorecen la aparición de la piorrea

  • Malos hábitos de higiene oral
  • Gingivitis
  • Ausencia de visitas al dentista
  • Predisposición genética
  • Consumo de tabaco
  • Cambios hormonales, como el embarazo
  • Consumo de ciertos fármacos
  • Enfermedades que atacan a la inmunidad del paciente
  • Niveles elevados de estrés
  • Edad avanzada

¿La piorrea se contagia?

Numerosos pacientes nos han realizado esta pregunta, especialmente por si sus parejas se encuentran en riesgo de contagiarse cuando se besan. Contagiar una enfermedad periodontal no es un proceso instantáneo.

¿Se puede contagiar la piorrea?

Podría darse algún caso, pero se necesita un contacto prolongado en el tiempo. Un estudio realizado por la Universidad de Helsinki apunta a que las parejas que viven juntos durante años, y alguno de ellos padece piorrea, tienen una probabilidad de entre un 20 o 30% mayor de desarrollar esta enfermedad.

Tratamiento de la piorrea

Una vez se haya identificado y diagnosticado la piorrea, es necesario pedir cita al periodontista para comenzar el tratamiento cuanto antes.

Cada paciente recibirá un tratamiento adaptado a sus características y a la gravedad de la infección.

Si se trata de una fase inicial de piorrea, será suficiente con una limpieza bucal completa realizada en la propia clínica. De esta manera se elimina toda la placa bacteriana acumulada.

Tratamiento de la piorrea

Por otra parte, si se trata de una piorrea en fase avanzada, será necesario recurrir a una pequeña intervención en la clínica. Dicha intervención consistirá en la limpieza y desinfección de los tejidos infectados.

Prevención de la piorrea

La prevención de la piorrea es muy sencilla: una correcta higiene dental acompañada de visitas regulares al dentista. De esta manera se elimina la placa bacteriana antes de que afecte a los tejidos de la boca y se controla su aparición desde las fases iniciales, en las que su tratamiento resulta muy sencillo y eficaz.

Aquí tienes un artículo en el que te explicamos cómo limpiarse los dientes correctamente.

Como te hemos explicado a lo largo de este artículo, la piorrea es una enfermedad que se puede evitar con una higiene dental correcta y acudiendo al dentista con regularidad. Esperamos haberte ayudado a conocer mejor esta enfermedad bucodental.

En caso de que sientas alguna molestia, o compartas alguno de los síntomas compatibles con esta enfermedad, pide una primera cita para evaluar el estado de tu salud bucodental.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)