¿Rechinas los dientes al dormir? ¿Has notado un desgaste excesivo en ellos? ¿Problemas para conciliar el sueño? ¿Dolor en la mandíbula? Si tienes alguno de estos síntomas, es probable que tengas bruxismo y no lo sepas.

Pero no te preocupes, es muy habitual que no seas consciente de la existencia de este problema al producirse mientras duermes. Así que sigue leyendo y te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el bruxismo.

¡Allá vamos!

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo consiste en apretar de manera inconsciente la mandíbula o rechinar los dientes. Este movimiento suele producirse cuando dormimos, aunque también puede darse cuando estamos despiertos, y puede generar diversos problemas en las piezas dentales, como por ejemplo el desgaste de los dientes, dolor muscular o dolor de cabeza.

Dolor de dientes, muelas o cabeza

Esta patología es muy común en niños, de hecho, no suele considerarse patología a esas edades ya que se encuentran en fase de crecimiento y tiende a la desaparición en cuanto se pasa de los 10 años.

Sin embargo, cuando se presenta este problema en adultos, se pueden ocasionar diversos problemas como los citados anteriormente, los cuales tendrán mayor o menor importancia dependiendo de la frecuencia y la intensidad del bruxismo.

¿Cómo tratar el bruxismo si estás durmiendo?

Al ser un movimiento inconsciente, se precisa de la utilización de férulas de descarga para que la mandíbula quede estable y funcional. Estas férulas de descarga se crean a medida para cada paciente.

Ésta es la pregunta que tenemos que responder siempre que detectamos bruxismo en nuestros pacientes.

En los casos en los que existe demasiado desgaste de los dientes, es necesario reparar las piezas antes de utilizar la férula, ya que sin una oclusión correcta, la férula carece de funcionalidad.

Causas del bruxismo

Habitualmente, el bruxismo es causado por algún problema psicológico del paciente, que en muchos casos desconoce y ha derivado en bruxismo.

A continuación te enumeramos los posibles factores causantes del bruxismo:

1. Trastornos de ansiedad o estrés.

Son la principal causa de bruxismo. Los problemas y el estrés al que estamos expuestos, tanto en nuestra vida personal como profesional, generan tensión en nuestra mandíbula, la cual deriva en los movimientos de fricción propios del bruxismo.

El estrés, una de las principales causas de bruxismo

2. Consumo de alcohol, cafeína y tabaco.

El consumo de este tipo de sustancias tienen el doble de posibilidades de padecer bruxismo.

3. La alimentación del paciente.

Al igual que ocurre con el consumo de alcohol, cafeína y tabaco, la ingesta de diferentes tipos de alimentos favorecen la aparición del bruxismo.

4. Trastornos del sueño.

Si el paciente presenta dificultades para conciliar el sueño, es muy probable que esto genere tensiones en la boca, tanto en las piezas dentales, como en los músculos y tejidos.

5. Problemas de mordida.

Cuando la mordida no encaja a la perfección, ya sea por la falta de una pieza, por una caries molesta o por cualquier otro motivo, es muy habitual que se busque “encajar las piezas” de cualquier forma, lo cual, si se convierte en un acto rutinario, puede desencadenar en esta patología.

¿Cuáles son los síntomas del bruxismo?

  • Desgaste o fractura de los dientes.
  • Dolor de dientes, mandíbula, cabeza y/o cuello.
  • Sensibilidad muscular y dental.
  • Cambios en la mordida.
  • Insomnio.
  • Problemas en las cervicales.

Recomendaciones para mantener a raya el bruxismo

Al ser el estrés una de las principales causas, la primera recomendación es aprender a gestionar los niveles de estrés, tanto profesionales como personales. Este es un paso muy importante de cara a evitar y prevenir el bruxismo.

Evita el consumo de alcohol, tabaco y cafeína, estas sustancias duplican la probabilidad de padecer bruxismo.

Realiza ejercicios de relajación al finalizar el día, justo antes de dormir.

Es necesario tomarse tiempo para el relax

Acudir con periodicidad al dentista, de esta forma se controla el nivel de desgaste de los dientes y se puede detectar con mayor facilidad.

Este es un problema bucal más común de lo que nos pensamos, por ello es esencial prestar atención a los síntomas que te hemos mostrado anteriormente. Una vez detectado, con la férula de descarga se consigue corregir y reeducar a la boca a evitar estos movimientos. Si notas que tienes algún síntoma compatible con el bruxismo, haz click aquí y pide cita inmediatamente o llámanos a cualquiera de nuestras clínicas en Málaga.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)